• Mes de la Biblia
    Mes de la Biblia
  • Ganadores Categoria A
    Ganadores Categoria A
  • Ganadores Categoría B
    Ganadores Categoría B
  • SEPARACIÓN DE CUPOS 2015 PARA NUESTROS ESTUDIANTES
    SEPARACIÓN DE CUPOS 2015 PARA NUESTROS ESTUDIANTES
  • Dia Internacional del Folclore
    Dia Internacional del Folclore

Logo Instituto Ferrini Bilingüe Panamá

Misión 

Lograr que sus estudiantes desarrollen sus habilidades y capacidades en la toma de decisiones de manera responsable teniendo en cuenta factores relevantes (personas, relaciones, recursos y medio ambiente) desde una perspectiva católica sin distinción de raza, sexo, formando personas íntegras comprometidas con la sociedad.

Instituto Ferrini

Visión 

Llegar al pleno desarrollo de la personalidad en todas sus dimensiones para que opten libremente y alcancen un alto nivel de formación académica y humana.

Instituto Ferrini

Fotos 

Bienvenidos al Instituto Ferrini Bilingüe Panamá

Reciban por parte de nuestra familia Ferrinista un cordial saludo y agradecimiento por su interés en nuestro proyecto educativo como parte de la futura formación de su hija(o). En el Instituto Ferrini encontrarán un ambiente cálido y de confianza al igual que un orientador profesional permanente a su servicio. Para mayor información comunicarse al 220-1911/220-9110 o vía correo electrónico a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Instituto Ferrini es la opción que usted esta buscando...

Domingo, 07 Septiembre 2014 17:24

Theodore Roosevelt

Escrito por

Theodore Roosevelt fue el vigésimo sexto presidente de los Estados Unidos. En sus tiempos fue una celebridad y aún ahora sigue fascinándonos. Poseedor de una personalidad arrolladora y una “robusta” masculinidad, Roosevelt nació en 1858, en una familia acaudalada de la ciudad de Nueva York. Fue desde pequeño asmático y enfermizo, lo cual lo obligó a estudiar en casa. Sin embargo, para sobreponerse a su enfermedad, adoptó un estilo de vida arduo e intenso.

Fue cazador, explorador, soldado, le gustaba el boxeo y todo tipo de actividad al aire libre. Además, fue historiador, escritor, naturalista y ocupó diversos cargos políticos. Fue durante su administración que Estados Unidos compró a Francia los derechos para continuar la construcción del Canal de Panamá. Inclusive ganó un premio Nobel de la Paz por negociar el fin de la guerra ruso-japonesa, convirtiéndose así en el primer estadounidense en ganar dicho galardón.

Algunas lecciones que podemos aprender de la vida de Theodore Roosevelt y que podemos aplicar a nuestras vidas:

 

  • Sea proactivo

“En cualquier momento de decisión lo mejor es hacer lo correcto, luego lo incorrecto, y lo peor es no hacer nada”: Ya sea que tengamos muchas opciones para escoger, o simplemente, padezcamos de pereza, Theodore Roosevelt nos diría: ¡haz algo, lo que sea, pero hazlo ya!

¿Está buscando una carrera para estudiar? Escoja una, comience. ¿Quiere ponerse en forma? Busque la actividad que mejor le acomode y empiece. Al parecer pocas cosas le molestaban a Roosevelt tanto como la pereza. Así que, propóngase empezar y empiece. Los días de Roosevelt tenían 24 horas al igual que los nuestros, así que, nosotros también podemos ponernos en acción.

 

  • Deje que sus acciones hablen por sí mismas.

“Habla con suavidad y lleva un buen garrote; llegarás lejos”: Enfóquese en hablar menos y hacer más. No tiene sentido hablar y hablar de lo que “vamos a hacer” es mejor hacerlo y punto. Así se ven los resultados y éstos hablan por nosotros.

 

  • Siga adelante y fracase

“Es duro caer, pero es peor no haber intentado nunca subir”: Equivocarnos y fracasar es frustrante, extenuante; puede irritarnos indescriptiblemente. Pero eso no le importaba a Theodore Roosevelt. En cambio, pensaba que el evitar el fracaso era mucho peor. También sabía que no se puede tener éxito sin experimentar el fracaso. Pregúntele a cualquier emprendedor exitoso acerca de su pasado y le contará de todos los negocios que no despegaron o de las decisiones que tomaron que “explotaron” en sus manos.

En este punto, un consejo para los padres es dejar que los hijos tengan sus propios tropiezos para que aprendan por sí mismos de sus errores. A veces sobreprotegerlos es contraproducente.

 

  • Sea cortés con los demás

“La cortesía es marca de un caballero tanto como la valentía”: Ser descorteses con los demás para sentirnos mejor parece ser una señal de nuestros tiempos. Roosevelt sabía que cualquier ser humano decente sigue la Regla de Oro: trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti. Esa actitud engendra paz y felicidad entre congéneres.

Actualmente, con los avances en la comunicación, podemos criticar, insultar y difamar a otros en un “blog” sin el inconveniente de tener que ver el dolor en el rostro de la persona o sin tener que agacharnos para esquivar un golpe. Los insultos son fáciles y nos dan una sensación de superioridad. Si trabajamos para vivir una existencia más pacífica y cortés, veremos maravillas tanto en nuestra actitud como en la actitud de los demás hacia nosotros.

 

  • Gánese su sustento

“Los grandes empleos se dan a los hombres que prueban su habilidad para sobrepasar los más pequeños”: A veces pensamos, cuando acabamos de salir de la universidad, con el diploma planchadito, con un gran título impreso en él, que nos merecemos inmediatamente un trabajo en el que nos paguen un gran salario. Roosevelt se hubiera reído de esta idea. Si no sabes cómo manejar unos cuantos cientos de dólares, qué nos hace pensar que sabremos cómo manejar miles.

Lo mejor es trabajar diligentemente y responsablemente en el empleo que podamos encontrar y aprender todo lo que se pueda y probar a los demás y a nosotros mismos que somos dignos de algo mayor.

 

  • Sea autosuficiente

“La peor lección que se puede enseñar a un hombre es a depender de otros y a llorar por su desdicha”: El empleo soñado no tocará a tu puerta mientras te quedas sentado en una esquina, ni una píldora o un aparato te dará un cuerpo atlético y saludable mientras estás sentado en el sofá viendo televisión.

Roosevelt siempre pregonaba las virtudes de la “vida extenuante” y la mejor lección que se obtiene de ésta es que nuestra felicidad y la nuestra calidad de vida está en nuestras propias manos, pues se fundamentan en nuestras decisiones. Es decir, controlamos nuestro destino. Es cierto que suceden cosas “desafortunadas” a lo largo de la vida, pero la infelicidad proviene más que todo de nuestra toma de decisiones e inactividad.

 

Vivimos en una sociedad en la que se hace mucho énfasis en “ser triunfadores” y muchas veces se vende la idea del “éxito de la noche a la mañana”. Theodore Roosevelt decía que esa creencia del “hacerse rico rápido” era una de las cosas que destruiría a los Estados Unidos. Él creía firmemente en la “vida ardua” de esfuerzo, trabajo y acción. Y nos haría bien seguir su ejemplo de esfuerzo y valentía.

 

 

 

Lunes, 07 Julio 2014 00:00

Información de Matrícula 2015

Estimado Padre de Familia:

En los archivos adjuntos encontrara todo la información relacionada a costos y requisitos del año lectivo 2015.

Últimas Circulares 

Próximos Eventos